PATOLOGÍAS

 

DEGLUCIÓN ATÍPICA

  • Deglución
    • 1. Patología

    • 2. Clasificación

    • 3. Causas

    • 4. Características

    • 5. Protocolo de intervención

    • 6. Cómo tengo que tragar

    • 7. Limitaciones para el tratamiento

  • 1. PATOLOGIA

  • Durante los primeros años de vida la deglución (la acción de tragar) es diferente a la que existe en la edad adulta. En ocasiones podemos observar problemas derivados de la persistencia de una deglución infantil en edad madura, entonces hablamos de deglución atípica.

  • 2. CLASIFICACIÓN

  • Así en edad adulta podremos clasificar la deglución en dos según como se realiza:

    Deglución normal:

    Se caracteriza por:

    1. Al tragar los dientes están en contacto

    2. La mandíbula inferior estabilizada (no se mueve)

    3. La punta de la lengua se coloca contra el paladar, arriba y detrás de los incisivos.

    4. Contracción mínima de los labios durante la deglución (los labios no se deberían mover al tragar).

    Deglución atípica:

    Se caracteriza por:

    1. Al inicio de la fase deglutoria la lengua se sitúa entre los incisivos, contactando con el labio inferior.

    2. Durante la deglución existe un adelantamiento de la lengua con la mandíbula abierta.

    3. En reposo se crea un movimiento anterior de la lengua con la mandíbula ligeramente abierta y la punta entre o sobre los dientes anteriores. Es decir, normalmente tienen la lengua colocada entre los dientes sin llegar a cerrar la boca del todo.

    En los tratamientos ortodóncicos, es importante eliminar este hábito, ya que puede perjudicar enormemente  el éxito del tratamiento.

     

  • 3. CAUSAS
  • Malos Hábitos orales

    • Succión digital y labial (suele afectar a la zona anterior de la oclusión).
    • Succión labial y/o mordida del labio inferior, propicia una mordida clase  II.
    • Succión lingual
    • Onicofagia (uñas) distorsiona la mordida, aunque menos que el dedo.
    • Succión de chupete y biberón; si se realiza correctamente y sin prolongarlo en el tiempo es bueno, ya que estimula toda la musculatura facial y favorece el crecimiento de la cara. La succión que distorsiona la oclusión son los movimientos que son sustituidos por el de lamer (lengua baja e impulsa el objeto fuera de la cavidad oral).
    • Factores emocionales y afectivos.
    • Alimentación pastosa y prolongada, la correcta es la alimentación variada con distintas texturas, deben masticar.
    • Muchas veces va acompañada de la respiración bucal.

     

  • 4. CARACTERÍSTICAS
  • • Interposición lingual anterior o lateral.
    • Contracción de la musculatura perioral.
    • Soplo en lugar de succión.
    • Movimientos asociados de la cabeza.
    • Ausencia de contracción de los maseteros.
    • Imposibilidad de deglutir con los labios entreabiertos.
    • Articulación: Sigmatismo anterior o lateral.
    • Acumulo de saliva en los labios.
    • Escupen al hablar.
    • Alteraciones en cuanto al punto de articulación de fonemas    anteriores.
    • Trastornos asociados: Ronquidos y babeos nocturnos.
    • Sarro.
    • Inflamación de encías....

     

  • 5. PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN LOGOPÉDICA

    La Terapia Miofuncional consiste en el método de reeducación de los hábitos orofaciales (deglución atípica) y respiratorios, que originen o empeoren las maloclusiones dentales y orales. La intervención logopédica consiste en enseñar al niño la correcta mecánica de la deglución con ejercicios linguales y del resto de músculos implicados en la masticación para que dejen de ejercer presión sobre las piezas dentarias así como reeducación de los fonemas alterados.

  • 5. CÓMO TENGO QUE TRAGAR

Hay cinco cosas muy importantes que tienes que tener en cuenta  al tragar:

    1. TIENES QUE COLOCAR LA LENGUA  APOYADA EN EL PALADAR. (en el sitio de la /l/ o /n/)
    2. NO TIENES QUE DEJAR QUE LA LENGUA SE APOYE  O TOQUE LOS DIENTES.
    3. TIENES QUE TENER LA  BOCA CERRADA (JUNTANDO LAS MUELAS DE ARRIBA Y DE ABAJO ).
    4. TODOS LOS MÚSCULOS DE ALREDEDOR DE LA BOCA TIENEN QUE ESTAR MUY RELAJADOS.
    5. LA FUERZA LA TIENES QUE HACER HACIA ATRÁS , ADENTRO

     

    Con alimentos de diferentes texturas:

    1. pastosos: yogures, flanes...
    2. sólidos: bocadillo de nocilla en pan de molde; posteriormente con pan normal; bocatas de queso, chorizo, etc. manzana....
    3. líquidos, yogures líquidos, bebidas, saliva...

    PASTOSOS

      1. Introducir un poco de yogurt  haciendo un poco de presión con la cuchara en medio de la lengua. Aprenderás  así a sorber y ubicar el alimento bien dentro, ya que la lengua no tiene porqué asomarse en su búsqueda.
      2. Si vas a tomar con pajita, colócala en el centro del paladar sosteniéndola con los dientes. Sorber primero con los labios juntos y luego con los labios separados para desarrollar mayor fuerza de succión. Sorber de seguido sin descansar.

    SÓLIDOS

      1. Fijarse en cómo se mastica. Los labios juntos y la comida ha de ir de un lado al otro hasta triturarla.
      2. Colocar la comida, el bolo, en medio de la lengua y apoyarla contra el paladar, sin presionar los labios.
      3. Colocar la lengua en posición correcta (punta de la lengua en la ruga palatina, igual que cuando colocamos para pronunciar la N). Partiendo de esta posición, succionar la lengua contra el paladar y hacer un movimiento ondulante hacia atrás.
      4. Tragar: llevando el bolo hacia atrás y no haciendo movimientos de ayuda con la cabeza  ni con los labios.  Fíjate de que no haya quedado ningún resto de comida.

    LÍQUIDOS

      1. Con pajita: colócala en el centro del paladar, sorber cinco tragos seguidos sin sacarla y así progresivamente hasta lograr beber más cantidad.
      2. Beber de un vaso: sorber un pequeño trago (de yogour líquido primero y, cuando te salga bien, empiezas con  agua), coloca la lengua contra el paladar mientras permaneces con labios y dientes separados y contamos hasta diez, luego deglutir con esta postura.
      3. Saliva: estimula su producción por medio de chupa-chups y date cuenta de cómo debes tragarla: colocando la lengua apoyada en el paladar y realizando  el movimiento de deglutir.

    Los ejercicios de rehabilitación tendrán como fin ayudar a:

      • Corregir la posición de la lengua durante la deglución en posición de reposo.
      • Corregir el equilibrio de la musculatura bucofacial: maseteros, aumentar o reducir la fuerza del orbicular de los labios.
      • Dejar de acusar algunos músculos faciales durante la deglución.
      • Usar correctamente la deglución durante los actos de comer y beber.
      • Usar este nuevo equilibrio muscular durante Las horas del sueño.
      • Corregir la fonación si es necesario

  • 6. LIMITACIONES PARA EL TRATAMIENTO

-  La edad: lo ideal sería empezar la reeducación cuanto antes mejor (seis o siete años), ya que los hábitos no están tan afianzados  y es más fácil corregir el balance muscular orofacial. Sin embargo, en niños y niñas de edades tempranas la colaboración es más difícil, puesto que no comprenden la finalidad de los ejercicios, por lo cual en muchos casos es mejor esperar a que sean un poco más mayores.

-  La motivación: si dicha motivación no es suficiente, es inútil llevar adelante el tratamiento, ya que es él o ella quien debe realizar los ejercicios, ayudado, corregido y estimulado por los padres y el terapeuta. En niños mayores es más fácil conseguir esta motivación porque ellos mismos son conscientes de su malformación.

-  La colaboración de la familia: es indispensable, ya que de ellos depende la asistencia e implicación y en gran parte, el éxito de la rehabilitación. Ellos serán los que en casa controlen que el niño o niña haga los ejercicios y lo que es más importante, que los haga correctamente y hasta el final del tratamiento.